Material: Juan come pipas…

Pipas

Foto de McLeod en la Wikipedia (CC by)

Se trata de un juego muy sencillo para estimular la creatividad.

A partir de una frase: «Juan come pipas en el parque con sus amigos por la tarde.»

se pide a los participantes que dividan la frase en fragmentos (sintagmas), intentando descubrir a qué pregunta responde cada uno (Juan:¿Quién?; come: ¿qué hace?; pipas: ¿qué?; en el parque: ¿dónde?; con sus amigos: ¿con quién?; por la tarde: ¿cuándo?).

Sigue leyendo

Material: ¡Completa el cuento!

Para el ejercicio del Capítulo XIII usamos el segundo de estos finales (pueden ver los resultados acá), fue el azar quien, entre cuatro posibles, eligió el de la risa. Ya que hubo varios finales, nos pareció buena idea subirlos a la Web para que todos los viera y, si quieren, escribieran la historia que les corresponda. ¿Te animas a realizar cuentos para esos finales? ¡Déjalos como comentario en esta entrada o envíalos a leeloslunes arroba interlineado punto com!

Sigue leyendo

Material: ejercicios de causas y consecuencias

Dime las causas o habrá consecuencias

1. Responde a las siguientes preguntas (no es un interrogatorio, así que puedes utilizar tu creatividad, siempre dentro de la lógica de la pregunta):

a) ¿Por qué fuiste ayer al médico?

b) ¿Por qué llegaste tarde a clase?

c) ¿Por qué tu hermana te gritó ayer?

d) ¿Por qué saliste ayer de casa tan pronto?

e) ¿Gracias a qué la hormiga miró a la araña?

f) ¿A causa de qué el oso no quiso bailar?

g) ¿Por qué los libros ardieron en la hoguera?

h) ¿Por qué dos y dos se fueron a pasear por el parque?

Sigue leyendo

Material: adecuación, coherencia y cohesión

Lee los Lunes 2. ¿Una revista coherente?

A partir de la revista, revisamos los conceptos de adecuación, coherencia y cohesión, ya que en el apoyo escolar han salido de manera reiterada y, por otro lado, nos parece interesante hacer un ejercicio que surja de nuestra experiencia.

Sigue leyendo

Material: refranes contradictorios

RefranesEl juego es sencillo, se colocan en las paredes -o en la mesa, pero a nosotros nos gusta usar las paredes- los distintos refranes «cerrados» -si los recortan, son como sobres-, los participantes cogen un «sobre» cada uno. Se sientan o quedan de pie, a gusto del director de orquesta, y los van leyendo -uno por uno, mejor que todos a la vez- y, si se tercia, explicando.

Sigue leyendo

Humpty Dumpty (Lewis Carroll)

Sin embargo, lo único que le ocurrió al huevo es que se iba haciendo cada vez mayor y más y más humano: cuando Alicia llegó a unos metros de donde estaba pudo observar que tenía ojos, nariz y boca; y cuando se hubo acercado del todo vio claramente que se trataba nada menos que del mismo Humpty Dumpty. –¡No puede ser nadie más que él! –pensó Alicia. –¡Estoy tan segura como si llevara el nombre escrito por toda la cara!

Sigue leyendo

Material: juego de las cartas

Carta de IgualitoEn el capítulo V jugamos a las cartas. Bueno, no y sí. Un juego de cartas. La dinámica: el grupo se dividió en dos, en una mesa los que querían dibujar y en otra los que querían escribir. Se puso en cada mesa una carta de ejemplo (la de Igualito, que acompaña a este párrafo a la izquierda) y siete cartas para ser rellenadas (están más abajo en esta misma nota), unas tienen una «descripción» (un texto o leyenda que hace referencia al personaje) pero no cuentan con imagen, las otras al revés, tienen una imagen y nada más, el resto de la carta está vacía. La idea es que unos dibujen «según» la descripción y los otros creen la descripción según la imagen.

Sigue leyendo

Material: «La herencia de Vesná»

nessa

por A. Blasborg; ilustraciones por Jomra

El Año del Mono le trajo a Nessa en el ombligo su decimotercer cumpleaños. A pesar de que a su alrededor el frío de aquel invierno extraño había contagiado los ánimos de su familia y amigos, ella sentía en su interior que algo extraordinario, algo aún más maravilloso que aquella estación que había devorado la mitad de la primavera, iba a suceder. Con un fuerte impulso, se desprendió de las mantas y se levantó de un salto; era la primera de la casa en hacerlo, de modo que le tocaba salir al patio para coger agua del pozo.

Sigue leyendo