Resultado: «Segundo exilio»

por A. Blasborg

Miró una vez más el cielo despejado; las nubes de los días anteriores no le habían conducido a error, y la noche mostraba la exacta situación que él había calculado tras arduos estudios y observaciones, realizados bajo la lluvia y la nieve, la escarcha y el hielo de mil inviernos menos extremos que el presente. Pero sabía que aquello había sido la parte fácil. A medida que los cálculos progresaban, las infinitas direcciones posibles aproximaban paulatinamente el enclave exacto y, tras esa noche, no habría dudas; el Templo de Iyhalá Karos aparecería en el lugar marcado por la conjunción de todos los planetas. Solo tenía que esperar unas horas para que ese lugar le fuera revelado y, entonces, él partiría y se encontraría frente al Templo. Sí, pronunciaría las palabras memorizadas – la inflexión, el tono y la cadencia, tantas veces repetidas que su boca extraña a aquel idioma podía vivificarlas como el más metódico de los nativos -, la puerta se abriría, él caminaría al interior del Templo… y ahí acababa toda la información que el mundo exterior podía aportar. Buscar el manuscrito del Orden era un empeño destinado solo a aquel ser que supiera encontrarlo por sí mismo y tuviera el valor de dejarse encontrar.

Sigue leyendo

Resultado: «El poder del templo perdido»

por Jomra

Se escuchaban con fuerza los cánticos fervorosos hacia Si y hacia Ai Apaec, adoración y miedo mezclados durante la adoración de la diosa Luna y ante el dios degollador, esa noche era grande y todo mundo lo celebraba en la Huaca de Si. Todos menos Illuque Chumbi, absorto como siempre entre cientos de mapas y pergaminos.

Sigue leyendo

Año I, día 8: dibujando castillos en el aire

Avanzamos en nuestros dibujos, aunque, por ser meras prácticas, no tenemos ningún resultado que mostrar; sin embargo, poco a poco, damos forma a la línea, movimiento a la forma y sentido al movimiento, todo encaminado a sacar, antes de irnos de vacaciones, un primer fanzine.

Por otro lado, continuamos con la vertiente más fantástica para perpetrar algún que otro cuento que daros a leer. Sigue leyendo