Material: refranes contradictorios

RefranesEl juego es sencillo, se colocan en las paredes -o en la mesa, pero a nosotros nos gusta usar las paredes- los distintos refranes «cerrados» -si los recortan, son como sobres-, los participantes cogen un «sobre» cada uno. Se sientan o quedan de pie, a gusto del director de orquesta, y los van leyendo -uno por uno, mejor que todos a la vez- y, si se tercia, explicando.

Sigue leyendo

Capítulo IX: «hombre refranero…»

Refranes

Este día fue algo «especial». Tocó toda una fase de reflexión sobre lo que habíamos hecho y cómo lo habíamos hecho, toqueteamos la «maqueta» enviada por la imprenta buscando los errores que pudiéramos encontrar en la misma -sí, Saic, ese cuento es tuyo, tienes razón, eso tocaba cambiarlo- y les echamos un poco la bronca por temas de comportamiento -las cosas como son- y planteamos el futuro del taller. Es bueno, de cuando en cuando, realizar estos ejercicios de responsabilidad grupal. Así que, para el último día del taller durante 2013, no quedó demasiado tiempo para las dinámicas. Solo pudimos hacer una -larga, buena y divertida, eso sí-.

Sigue leyendo

Humpty Dumpty (Lewis Carroll)

Sin embargo, lo único que le ocurrió al huevo es que se iba haciendo cada vez mayor y más y más humano: cuando Alicia llegó a unos metros de donde estaba pudo observar que tenía ojos, nariz y boca; y cuando se hubo acercado del todo vio claramente que se trataba nada menos que del mismo Humpty Dumpty. –¡No puede ser nadie más que él! –pensó Alicia. –¡Estoy tan segura como si llevara el nombre escrito por toda la cara!

Sigue leyendo

Halloween: Historia del Ra

Había una vez un niño de 10 años llamado Andy que estaba en un orfanato porque sus padres fueron asesinados por un asesino en serie. Andy encontró una forma de salir del orfanato pero murió pocos días después. Al irse, derramaba sangre porque se había pinchado con el alambre de la pared. Después de haber muerto, resucitó y se convirtió en un demonio llamado Devil Jake y se apoderó del cuerpo de un niño de 10 años llamado Jason. El niño fue asesinando a gente hasta que al final no aguantó más. El niño se acabó suicidando. Ahora vaga por el mundo en busca de uno de nosotros. ¿Quién será el próximo…?

El Ra

Halloween: Cuento de Casandra (8 años)

En un instituto muy lejano que nadie conoce que se llama Monster High donde estudian muchos monstruos y los nombres de alguno/as son: Draculaura, Clowdeen Wolf, Cleo The Nite y Frankiesten eran un grupito de amigos. Sonó el timbre de hora de ir a clase. Cuando terminó la clase, Cleo fue a ver a Gholia y Elps para ayudarle a aprender a enviar mensajes a sus contactos para una fiesta de Halloween en las catacumbas pero antes de hacer la fiesta aprendieron la historia de Halloween se trataba de que antes se llevaban bien los humanos y monstruos. Pero ahora no se llevan bien y entonces Frankiesten convocó una trampa que fue la fiesta y entonces finalmente se encontraron los monstruos y los humanos y se llevan bien desde ese momento. ¡Feliz Halloween! FIN.

Casandra