Material: juego de las cartas

Carta de IgualitoEn el capítulo V jugamos a las cartas. Bueno, no y sí. Un juego de cartas. La dinámica: el grupo se dividió en dos, en una mesa los que querían dibujar y en otra los que querían escribir. Se puso en cada mesa una carta de ejemplo (la de Igualito, que acompaña a este párrafo a la izquierda) y siete cartas para ser rellenadas (están más abajo en esta misma nota), unas tienen una «descripción» (un texto o leyenda que hace referencia al personaje) pero no cuentan con imagen, las otras al revés, tienen una imagen y nada más, el resto de la carta está vacía. La idea es que unos dibujen «según» la descripción y los otros creen la descripción según la imagen.

Sigue leyendo