Algo normal

por Sona

En una ciudad normal de un país normal de un continente normal de un mundo normal, vivía un hombre de lo más… normal. Todas las mañanas hacía lo mismo, se levantaba, se duchaba, desayunaba y se iba a trabajar. Luego, volvía del trabajo y comía viendo la tele, lo único diferente en sus días era la comida, que no comía siempre lo mismo. Después de acabar de ver la tele, se ponía a escuchar música, siempre las mismas canciones, y, al terminar, se iba a dormir, de ese modo acababa su día. A la mañana siguiente, hacía exactamente lo mismo y así durante años.

Sigue leyendo