C05D05 ¿Cuántas cabezas tenemos?

1. Dos cuentos sobre la mesa

Sin querer queriendo, ya tenemos algunos cuentos (de la actividad anterior); quienes quisieron (que no fueron todas las que habían terminado su historia) nos las leyeron, tanto para recibir las críticas positivas como las negativas (las menos), pero, sobre todo, las constructivas (que por algo estamos aprendiendo). Sigue leyendo

C05D04 Fichas y cuentos

Comenzamos el cuarto día del taller, toca, nuevamente, reciclar material y seguir con los cuentos. ¿Qué material? El de nuestra estimada Vesná (cuento, material), cuento con el que iniciamos la segunda temporada del taller.

1. Consejos genéricos para cualquier historia:

No importa si vas a hacer cuentos o historietas, estos consejos sirven igual para ambos.

  1. Haz fichas de tus personajes: no son fichas cerradas, sino abiertas, deben estar los elementos centrales del personaje y pueden evolucionar con la historia. ¿Para qué? Para no caer en incoherencias (mantener una verosimilitud en el personaje), para que sea un personaje único y no solo un cliché.
  2. Documéntate: todo lo que puedas y más (desde ilustraciones, fotos a libros, todo lo que encuentres). En la ficción hacemos una «suspensión de la incredulidad» pero no todo vale. Además, los documentos nos ayudan a inspirarnos y a crear los personajes, a entender las situaciones en que se ven metidos y los espacios donde se mueven.

Sigue leyendo

C05D03 Elementos para un cuento

Es el tercer día del taller pero todavía no nos conocemos, además de que la gente entra y sale como Paco por su casa. Así que una dinámica para conocernos viene bien…

1. Ficha del otro:

En unos papelitos (A6) cada persona pone su nombre, los barajamos y repartimos completamente al azar (si te toca tu nombre, lo devuelves a la baraja y coges otro). La misión es sencilla: describir a la persona cuya tarjeta te ha tocado… y dibujarla. Sigue leyendo

Resultados: algunos de las sopas de letras

Muchos resultados en la Sopa de Letras, unos más elaborados, unos menos. Aquí dejamos tres pequeñas muestras de lo que salió (ya sea porque su autor o autora lo quiso o porque le robamos el papel y aprovechamos a publicar a sus espaldas), van sin la autoría por ser una mera práctica (también dejamos la gramática y otros elementos sin corregir):

Sigue leyendo

C05D01 Nuevo comienzo

Volvimos. Después de un largo periodo y tras la baja de uno de los monitores-fundadores (con toda la razón del mundo, hay días que me pregunto qué seguimos haciendo aquí) el taller vuelve a funcionar; con muchos miembros nuevos y una orientación algo distinta.La mayoría de los y las participantes son nuevos y nuevas, con lo que repetiremos muchas actividades pasadas (ya llevamos muchos años de taller, a veces toca repetir).

Algunos cambios significativos (al margen de lo ya mencionado):

  • volvemos al taller los lunes (nuevo horario: de 7:15pm a 8:30pm);
  • dejamos de usar Lizaploff como juego conductor de las actividades (usaremos juegos más cortos, Lizaploff pasará a jugarse de manera independiente al taller).

Sigue leyendo

TEC 19

Pocos asistentes, por ser el último día de clase y principio de las vacaciones.

Para empezar el taller, siguiendo con la parte del cómic, se propuso dibujar tres personajes a partir de las especies de “Lizaploff”. Podían dibujarse aislados o interactuando entre ellos, pero lo importante es que se reconocieran como de distintos tamaños, y sobre todo como de diferentes edades. Como previamente, en otra sesión, se había hecho con los relatos que continuaban la historia, estos personajes serán incorporados al juego en sucesivas sesiones.

Debido a la ausencia de varios de los asistentes habituales (la mayoría, debemos decirlo, castigados por sus notas escolares), decidimos no continuar la partida, aplazándola hasta después de vacaciones.

Así pues, mucho antes de la hora habitual, terminamos la sesión y nos fuimos a jugar al ping-pong y a otros juegos de mesa, que es lo que solemos hacer cada viernes después del taller.

Felices vacaciones de Semana Santa.

TEC 18

Excursión matutina al Centro Cívico de la Rondilla para ver la exposición de Intermón, Viñetas de vida. No fuimos muchos, ni estuvieron demasiado atentos a las explicaciones, a pesar de que sí se mostraron ocasionalmente interesadas en algunos autores. Entre todas, hicimos un dibujo que firmamos como LeeLosLunes.

Por la tarde, y en grupo mucho más nutrido, nos acercamos al Expomanga, donde pasamos tres horas durante las cuales vimos más “merchandaising” que cómics propiamente dichos. Pocas actuaciones, y a cargo de los grupos de rol, no de la organización. 5€ de entrada que no se justifican por la oferta. Diversidad de juicios acerca del día, desde los más negativos hasta los entusiastas.

TEC 17

El taller comienza con un juego muy conocido, que en principio debería resultar muy sencillo: un encadenado. Aunque hay varios tipos, el más fácil es el de las palabras, en el que se va construyendo una cadena de palabras; se da una palabra, y se coge la última sílaba/letra (la elección entre sílaba o letra se define previamente), de modo que la siguiente palabra se construye empezando con esa sílaba/letra, y así sucesivamente.

En vez de palabras, nosotros decidimos hacerlo construyendo una cadena de oraciones a partir del último sintagma contenido en el sintagma verbal (pero no dentro de otro sintagma, como complemento del nombre, del adjetivo, etc). Por ejemplo, en la oración:

Juan tiene un oso de peluche”

el sintagma que cogeríamos sería el que hace la función de complemento directo (CD)

un oso de peluche”

y no

de peluche”

que hace la función de complemento de nombre (CN) o adyacente de “oso” dentro del CD.

Así, la siguiente oración válida sería, por ejemplo:

Un oso de peluche es un juguete”

Y la siguiente:

Un juguete es divertido”

Y así sucesivamente.

Con esto, entramos en el tema de la diferencia entre sintagmas y complementos, entre forma y función. Aunque al principio se quejaron, porque según ellos esto no era una clase de lengua, lo cierto en que la mayoría apreciaron el enfoque y admitieron que les servía. Seguimos adelante, no íbamos a dejarles ir tan fácilmente.

En los ejemplos, observamos que las oraciones son muy sencillas, pues el CD se convierte en sujeto de una oración atributiva o copulativa (Ser, Estar y Parecer), cuyo atributo se convierte a su vez en un sujeto de otra oración del mismo tipo. Llegados a este momento, aprovechamos para indagar si eran conscientes de la diferencia entre las oraciones copulativas y las predicativas, y, tras algún titubeo, se llegó a un acuerdo. Entonces continuamos la dinámica, pero esta vez las oraciones solo podían ser predicativas, es decir, descartábamos los verbos ser, estar y parecer (aunque los admitíamos en su forma plena, no como simple cópula, lo que llevó a otra discusión que no se cerró de momento, sino que debe continuar con más ejemplos).

Así, a partir de

Juan tiene un oso de peluche”,

se construyeron oraciones del tipo

Un oso de peluche se encontró en el bosque con una pera”

Con una pera en la mochila empecé mi camino”

Y así sucesivamente.

En realidad, nos llevó más tiempo del esperado, pero cogimos con más ganas “Lizaploff”.