Hagmi y los caramelos

por Lucía Morales Pérez

Había una vez una niña que nació en Marruecos y la llamaron Hagmi, sus padres no tenían mucho dinero pero gracias a un amigo de su padre consiguieron unos billetes para poder venir a España.

Hagmi se emocionó mucho y se lo contó a su abuela. Su abuela no aprobaba que su hija se fuera a España sin despedirse de sus padres y por esa razón un día antes de irse les montaron una fiesta de despedida, estuvieron durante toda la tarde.

Cuando faltaba poco más de una hora para que el avión partiera, Hagmi le dijo:

–La abuela me a dicho que vayais un momento que os quiere decir una cosa.

Cuando llegaron sus padres, vieron a toda su familia y una pancarta gigante en la que ponía:

FELIZ VIAJE. OS QUEREMOS MUCHO. UN BESO.

Ellos se emocionaron mucho al ver a toda su familia reunida. En ese momento, Hagmi le dijo a sus padres:

–Yo he preparado todo esto para vosotros. Aunque yo también vaya, os veía tristes y planeé esto porque os quiero.

EL VIAJE DURÓ DOS HORAS

–Por fin estamos en España –decía Hagmi.

–Bueno, vamos a alojarnos.

Cuando llegaron a su casa, se acomodaron y se sentaron en el sofa.

AL DÍA SIGUIENTE

Era fin de semana y Hagmi no tenía colegio. Entonces se fue con su madre al parque, vio que había un niño repartiendo caramelos así que ella se acercó y preguntó:

–Por favor, ¿me das un caramelo?

–No –contestó el niño.

Al rato se acercó otra niña, le pidió los caramelos y el niño dijo que sí, que le daría todos los que ella quisiera.

Ella se fue enfadada a su casa porque no encontraba la explicación de por qué a ella no le dio caramelos.

Cuando llegó a casa se lo explicó a su madre, que fue a hablar con la madre del niño. Esta le dijo que ni ella ni su hijo querían saber nada de la gente extranjera.

La madre de Hagmi, enfadada, fue a su casa y le dijo a su marido Hosam:

–Nos vamos otra vez a Marruecos. –Desde ese día, no se volvió a saber nada de esa familia en ese barrio.

Puede volver al índice de Lee Los Lunes nº 4 dando clic acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *