Capítulo III: El rostro

Cara borrador adolescente

La cara es el espejo del alma, o algo así. En el tercer capítulo de esta temporada todo se dedicó al rostro.  No todo el día, solo las dos terceras partes, lo último fue para ir terminando lo que quedó pendiente de los dos últimos capítulos.

La importancia del rostro

No hay que ser un descarado. Lo siento, no me pude resistir a esta «broma».

Bien, ¿por dónde íbamos? Ah, sí. La importancia del rostro. ¿Cuál es? Mucha en cualquier dibujo, básica y extrema para el caso del «manga», que bebe con mayor fuerza de la expresividad de la cara. Así que hay que empezar por el principio, aunque parezca tontería: la cara es el elemento fundamental de un dibujo, ahí radica en gran medida la expresión del personaje y también su identidad. Con cuatro cambios básicos en un rostro aún más básico se pueden hacer muchas caras diferentes, demostrando el carácter, estado anímico y edad del personaje. ¡¡Y todo ello solo con la cabeza!!

Explicación de cánones (manga):

En el manga se siguen unos cánones algo distintos (no demasiado) que en el resto del mundo de las historietas, lo básico es igual (mientras más pequeños, más redondeada la cabeza), al menos en principio. Lo principal es saber que mientras más joven es el personaje, más grandes los ojos y más redondeada la cabeza; mientras mayor resulta, el rostro se afila, así como todos los elementos dentro del mismo. La dureza en la expresión depende del personaje.

Con esto en mente se planteó un pequeño juego (pueden encontrar todo el material en su propio artículo): se daban varias cabezas sin rostro (sí, unos descarados) y los elementos de los mismos totalmente mezclados, los distintos participantes en el taller debían colocar la cara. Acá les dejo las imágenes en miniatura de las cabezas sin rostro (vayan a la página de material para los demás elementos):

juego-caras-cn juego-caras-cm juego-caras-cc

Con lo dicho hasta el momento no fue difícil colocar los ojos bien, las narices y bocas dieron un poco más de problemas -y sana diversión, ¡cómo nos burlamos reímos!-.

¿Cómo dibujar un rostro tipo manga?

Hay muchas formas, si buscan por esta Red de Redes encontrarán medio millón de tutoriales, ayudas, manuales y libros sobre el tema. Nosotros tenemos una hora y pico para realizar este taller, y solo es una aproximación al tema. Así que, con esto en mente, manos a la pizarra y a enseñar una forma simple y práctica:

Técnica de los dos círculos

Y esta es la técnica básica de los dos círculos (clic para agrandar). Sí, encontrarán otras fórmulas, pero digamos que esta es práctica y sencilla. Todos somos capaces de dibujar dos círculos y unirlos. En resumen:

Paso 1: Dibuje un círculo; paso 2: dibuje un círculo pequeño que se cruza con el primero (como ven en el dibujo superior); paso 3: una los dos círculos con líneas curvas; paso 4: borre las líneas interiores (y dibuje la equis que marcará el lugar de la nariz -vertical- y ojos -horizontal-).

Ya tenemos el «sirve para todo» del rostro. Ahora hay que afinar más: cada tipo de rostro se diferencia básicamente en lo estirado que esté el rostro.

Rostro de un/a niño/a:

Más redondita

Si ya lo están viendo. Tan simple como hacer los dos círculos uno más cerca del otro, sobre el de la mandíbula marcamos poco y la parte de arriba del círculo la achaparramos un poco si nos hemos pasado en el círculo grande original. La forma ovalada de un niño es fundamental para que se le reconozca como tal.

Rostro de un/a adolescente:

Adolescente (rostro)

El rostro de un adolescente se parece más al arquetipo usado desde el principio, la parte de arriba, con relación al niño/a, es más alta y estirada, y la mandíbula más marcada. Sin más.

Rostro adulto:

Adulto

Ahora vamos a volver el rostro aún más anguloso, más fino. Si se fijan, incluso pasamos sobre el redondeado original para tener el primer quiebre (miren el dibujo, la zona donde pone «fino»), así ya hay rectas donde en el resto de dibujos hay curvas. La mandíbula se va lejos del segundo circulito, siendo bastante más angulosa.

Cómo dibujar ojos

ojosUna vez vista la cabeza, el siguiente elemento (de suma importancia) son los ojos. Si algo caracteriza al manga, en general, es el tipo de ojos que suelen usar. A la izquierda pueden ver un típico boceto de un ojo abierto y debajo el mismo ojo cerrado.

Los ojos son las ventanas al alma. Demonios, he vuelto a hacerlo. No, los ojos son fundamentales en la expresión del rostro, en la personalidad e identidad del personaje en concreto y deben estar, además, en relación al tipo de cabeza empleado (sino se verán muy raros). Los ojos dan vida al rostro. Hay múltiples diseños de los ojos (pueden ver unos cuantos ejemplos aquí). Acá les mostramos un sencillo proceso para dibujar ojos:

proceso-ojo

(Clic para agrandar.)

Paso 1: Dibuja un círculo (óvalo si prefieres); paso 2: marque fuerte la línea superior y la inferior del círculo, la de arriba más grande que la de abajo (como se ve en el dibujo); paso 3: Dibuje un círculo dentro, será el contorno del iris; paso 4: una pequeña curva marcará la zona del párpado superior (que da mucho volumen al ojo y al rostro); paso 5: ¡la pupila! ese agujero negro en el centro del iris; paso 6: unos cuantos brillos, al gusto del consumidor y según la iluminación, normalmente uno en la parte superior del iris y otro en la inferior, estos pueden ser o circulares u ovalados, nuevamente, dan vida y volumen al ojo.

Ya sobre ese dibujo, y dependiendo de si es hombre o mujer o el cuidado con su aspecto, las pestañas se harán de forma voluminosa, delicada o ni se pondrán. Para una ejemplo de cómo hacer un ojo infantil (normalmente grandes y brillantes), por favor, mira esta página.

En la parte inferior derecha del dibujo de arriba verán unos cuantos errores comunes al hacer ojos.

Las cejas

cejas

Sí, al gusto del cliente. Deben corresponder al personaje (un señor barbudo puede ser unicejo y con líneas gruesas, una señorita delicada tendrá una ceja muy bien perfilada -como la que se ve en la parte inferior izquierda del dibujo-…), pueden ser una simple línea. Deben acompañar a la expresión del rostro.

La nariz no tiene una explicación propia, se dibujaron en la pizarra una serie de formas, tanto el siete invertido como una mera línea horizontal, dejando claro que, si bien es importante, está a gran distancia de los ojos. Tres cuartos de lo mismo para la boca.

¿Y dónde colocamos todas esas «cosas»?

Si se fijan en los dibujos del rostro, todos van con una cruz. Pues bien, esos son las principales guías. Y mírense en el espejo, verán que las cosas tienen un lugar en el rostro. Más o menos, al menos.

Cabeza

Otra cabeza colocadaMás o menos es sencillo, la línea horizontal, colocada más o menos a la mitad del rostro, nos marca por dónde van los ojos. La nariz va un poco más abajo de esa horizontal, justo sobre la línea vertical (las narices las tenemos ahí, van centradas), la boca un cacho más abajo. Las orejas, esas grandes desconocidas, más o menos ocupan (esto, según el personaje y el tipo de dibujo, puede variar más) el mismo espacio que los ojos y la nariz, si el dibujo es muy realista, la referencia es la ceja para este punto. A la derecha tienen otro ejemplo de cabeza «rellenada» con los elementos, aun conservando la «cruz».

Así que, estimados lectores, no se olviden de practicar una y mil veces. Durante el taller estuvimos haciendo dibujitos hasta que más o menos nos salió a todos el rostro y la cabeza, mientras que quien nos enseñaba se dedicaba a corregir cada uno de los trabajos en acción. Es lo que tiene estar en vivo en una dinámica, que el «profe» puede ayudarte al momento.

Excurso: Perdonen la demora en subir este (y los siguientes) capítulo (capítulos).

Un pensamiento en “Capítulo III: El rostro

  1. me encanto yo estoy tratando de modelar en porcelana fria y esto es maravilloso, porque es muy claro, en dibujo no tengo problema casi te diria que me sale solo con proporciones inclusive, sobre todo si es de mujer pero cuando quiero hacerlo modelado… zas… parece que les paso una aplanadora o un camion.. me salen horribles!!! gracias por su ayuda es superclaro inclusive para practicar … gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *