El tomate triste

I

Tomate – triste – desierto

Érase una vez un hombre que se llamaba Tomate-Lauh, que vivía en su casa, situada en el desierto de un país Multicolor. Encontró una mascota ideal llamada Tomate (ya que era dicho vegetal). Se querían muchísimo, hasta que un día Tomate-Lauh quería hacerle gazpacho por hacerse salsa de tomate en la alfombra (se hizo pis). Tomate se puso muy triste y decidió huír hacia otro desierto, el de Manguinactus, localizado en el país de Nunca Jamás, donde nunca lo encontrarás. Y se quedó muy triste porque no tenía dónde vivir.

Posdata: Hay una rima by the faces.

II

Cebolla – alegre – selva

Había una vez una cebolla alegre en la selva. Y ella se perdía con don Pepino y una cabra. No saben dónde están hasta que se encuentran a un camello (el de la dronja) y él les dijo dónde estaba su amigo el pollo. Y fueron a rescatarle y se calleron al volcan mientras volavan en parapente, pero, resulta que era salsa de tomate y no les pasó nada. Se metieron en una cueva donde estaba el pollo atado y no se podía soltar, lo rescataron en plan Batman y G-I-JOE y lo consiguieron y se fueron felizes en amor y compañía cantando hasta patatata y cada mochuelo a su olivo.

Proyecto Bruja: ¡Objetivo conseguido! Nuevo reto

gracias-conseguidoConseguimos llegar a los 1600 euros, ¡¡GRACIAS!! Ahora estamos persiguiendo un nuevo reto: los 2100 euros. Si llegamos a esta nueva cifra, daremos un pequeño obsequio a todos los mecenas (distinto si solo han pedido ePub o si han adquirido uno físico). Para facilitar y animar a que la gente invierta más en el proyecto, traemos nuevas recompensas.

Sigue leyendo