Tierras oscuras. Claves de sangre [completo]

[Versión completa de la obra publicada en Lee Los Lunes nº 04]

TIERRAS OSCURAS

CLAVES DE SANGRE

“El destino se extendía ante sus ojos, un futuro único e inevitable, las sombras le esperaban.

Una sola palabra y no volvería a ser la misma.”

por Valle

1

El reloj del móvil marcaba las ocho y media de la mañana cuando un golpe violento y el chirrido de las ruedas al chocar contra el suelo indicaron que habían tomado tierra en el aeropuerto de Madrid.

Sigue leyendo

Tierras oscuras. Claves de sangre

por Valle

«El destino se extendía ante sus ojos, un futuro único e inevitable, las sombras le esperaban.

Una sola palabra y no volvería a ser la misma.»

El reloj del móvil marcaba las ocho y media de la mañana cuando un golpe violento y el chirrido de las ruedas al chocar contra el suelo indicaron que habían tomado tierra en el aeropuerto de Madrid.

Sigue leyendo

Enemigos íntimos

por Kathy

Pero, esta vez, no iba de farol;
al día siguiente se afanó una cuerda
y, en lugar de rezar una oración,
mandó el mundo a la mierda…

El flaco se ahorcó el martes 8 de febrero, a las 11 de la noche, con la chalina que le tejió su madre hace 25 años. Según el parte policial, un par de horas antes tuvo sexo con Lili Marleen, una prostituta de 28 años y dos kilos de siliconas encima. La pequeña y oxigenada Lili le dejó un corazón dibujado con lápiz labial en el espejo del baño, y olor a aceite de cocina en sus sábanas desteñidas. Se encontraron dos copas al lado de su cama, una de ellas rota, y una botella de un cabernet sauvignon. Antes de eso, compró dos kilos de lomo fino en un supermercado y se los dio a su perro, que vomitó antes de terminarlos de comer (seguro eso pasa cuando se da carne fina a un estómago acostumbrado a buscar entre la basura de los chifas del barrio chino). El caso es que, salvo el hecho de que ganara cinco mil dólares al apostar diez verdes al rojo 16 de la ruleta del Altlantic, todo lo demás sucedió como el flaco dijo que debía suceder. El flaco era un hombre de palabra.

Sigue leyendo