Para continuar con el fomento de la creatividad, proponemos otra dinámica para hacer cuentos en común.

Nos separamos en tres grupos. A cada grupo se le presenta:

  • Un personaje: un tomate; una mano; un mono.
  • Un lugar: Marte; desierto; baño.
  • Un sentimiento, emoción o estado anímico: alegre; compunjido; afable.

Tras media hora, leímos las historias (se propone que, además del relato acordado en común, se podrían proponer otras alternativas, pero siempre después de que hubiera un relato común en el que cada miembro del grupo participase). El tomate triste.

Luego, jugamos a “Lizaploff”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.