Empezamos con una tarea de dibujo que a todos nos hacía ilusión; tras aprender un poco sobre las proporciones de la figura humana (ya lo habíamos visto varias veces durante los dos años precedentes del taller, y a los asistentes nuevos le sonaban), pasamos a cómo vestir a los personajes.

Luego, “Lizaploff”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.