Hoy cambiamos el habitual lugar de encuentro para acercarnos a la tienda de comercio justo de Azacán, donde vamos a hacer una nueva presentación de “Bruja que no has de quemar…”

Incluso los últimos en incorporarse al taller se animaron a leer algún fragmentos de los cuentos publicados, y terminamos con un refrigerio y un reconocimiento a la labor que entre todas estamos haciendo, labor que esperamos que tenga sus frutos en risas, aprendizaje, momentos compartidos y en futuras aportaciones para los próximos libros o revistas.

Comenzamos las vacaciones de Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.