Misión VII: el muro

Luz. Fuego. Destrucción. El mundo puede ser… no, eso no es lo que hemos venido a platicar acá. Veamos, pero sin exagerar en el espectro elegido, dónde nos encontramos (y esto sin buscarnos mucho):

Tras el apagón y posterior iluminación, pero sin descubrir ninguna verdad absoluta, revelada o revelable, el grupo consigue llegar a la puerta misteriosa, cuyo interior está reservado para socios, es una sala VIP de la sala VIP, es VIP al cuadrado, ¡cuando todos saben que los VIP disfrutan más de los triángulos!

La puerta está custodiada por dos guardias que solo la franquean ante la presentación de una extraña piedra preciosa bien grabada –que, seguramente, hasta desgravará–. A unos metros se encuentran un panel y un pequeño robot de información; además, el grupo ve que entran y salen constantemente seres sintientes, y solo uno debe presentar la piedra. Una serie de carteles contienen información en idioma monetario.

¿El grupo qué hará?

(Están a 10 metros)

DIAGARU SERT

DIAGARU SOD

VIDA 20

CA: 10

CON: 20

AGI: 30

FUE: 30

EMP: 5

LLD: 20

CD: 20

ROBOTITO: OTIBOROT EL MAJO (es borde)

TEXTOS:

1) Todo socio puede entrar con todos los acompañantes que quiera.

2) Los no socios pueden adquirir su piedra dentro, siempre y cuando ya hayan entrado.

3) A los guardias solo se les puede sobornar con Pie de Pirita agria.

4) Por favor, no hipnotices a los guardias.

5) Se buscan profesores, prueba dentro, pregunte a los guardias.

Resultados: El Narrador puede premiar hasta con 10 puntos de experiencia a los jugadores según cómo lo hayan hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *