Las seis notas

por Jadiya Soukhane y Chus Rodríguez

Aquella mañana había sido muy dura en el instituto pero, al llegar a casa, María encontró una nota pegada sobre la puerta de entrada. La cogió, sorprendida, y la leyó; le entro miedo y, aterrorizada, entró en casa y fue corriendo a su habitación, encendió el móvil y escribió un mensaje a sus amigos:

«He encontrado una nota que dice que voy a morir.»

Con sorpresa, recibió un mensaje igual de Carlota e, inmediatamente, de otros cuatro amigos: Laura, Óscar, Luis y José. Quedaron juntos para investigar por qué y quién había sido el que había escrito el mensaje. Fueron al parque y hablaron sobre la nota pero no llegaron a ninguna solución. Preocupados, decidieron ir a dormir a casa de Carlota porque era la más grande.

Sigue leyendo

Un día feliz

por Chus Rodríguez

Suena el despertador, pero hoy el sonido resulta agradable.

Como cada día, abro la ventana, el aire fresco entra y también el sol.

Este día siempre es soleado, no recuerdo un año en que esta fecha concreta haya sido fría o lluviosa. Quizá no sea del todo objetiva y lo recuerde, en algunos casos, mejor de lo que es.

Sigue leyendo

Las mandarinas mágicas

por Chus Rodríguez

Hoy también había gente en la frutería de la esquina, y es que esto era lo habitual. Elías y su padre tenían la mejor fruta de la ciudad; se decía que, si comías estos frutos, no padecerías ninguna enfermedad.

Mara había recorrido un largo camino para llegar allí. Se puso en la cola, estaba nerviosa, emocionada y ansiosa por comprar aquellas mandarinas «mágicas»; mientras esperaba su turno, su mente no podía parar de imaginar cómo sería aquel invierno después de tener aquella fantástica medicina natural y se decía: «¡se acabaron los catarros!». Tan absorta estaba en sus pensamientos, que no se daba cuenta de lo que realmente estaba pasando en aquel lugar.

Sigue leyendo

Resultados: comienzos para un final

Durante el capítulo XIII jugamos a completar el cuento, dimos el final de una historia:

«De un momento a otro, se echó a reír. ¿Reírse?, ¿en serio?, ¿en un momento así?»

Y a partir de ella cada uno debía escribir el cuento que correspondiera a dicho final. Sin temática concreta, sin indicaciones sobre la extensión, sin nada más que un tiempo límite para realizar el cuentito. Luego cada quién leyó el suyo en voz alta. A continuación, todos los cuentos escritos:

Sigue leyendo

La clave del Sol

Per1por Chus Rodríguez y Carla

En un pueblo no muy grande y no muy bonito pero de gente amable, se encontraba el café-bar dirigido por un tipo llamado Art, amante de la música. En él, cada sábado soleado, se hacían conciertos en los que Trom y Lin eran los músicos. Trom tocaba la trompeta y Lin el violín. Éstos, cada sábado despertaban esperando ver brillar el sol y, si era así, corrían apresuradamente al café de Art para tocar. Antes, todos los sábados salía el sol pero, desde las visitas del nuevo policía Canallo, siempre amanecía lloviendo.

Sigue leyendo

Oner Ock y su trabajo

por Chus Rodríguez

Oner es un ser diminuto, de unos veinte centímetros más o menos. Pertenece a una tribu llamada Los Sillos. Vive normalmente en el lomo de su reno Renó. Es muy viejo, tiene más de cien años, aunque los de su especie alcanzan hasta los 217 años de edad. Tiene barba blanca y siempre lleva un bastón en la mano, un cachito del cuerno de Renó que éste se rompió en una pelea.

Sigue leyendo