C05D04 Fichas y cuentos

Comenzamos el cuarto día del taller, toca, nuevamente, reciclar material y seguir con los cuentos. ¿Qué material? El de nuestra estimada Vesná (cuento, material), cuento con el que iniciamos la segunda temporada del taller.

1. Consejos genéricos para cualquier historia:

No importa si vas a hacer cuentos o historietas, estos consejos sirven igual para ambos.

  1. Haz fichas de tus personajes: no son fichas cerradas, sino abiertas, deben estar los elementos centrales del personaje y pueden evolucionar con la historia. ¿Para qué? Para no caer en incoherencias (mantener una verosimilitud en el personaje), para que sea un personaje único y no solo un cliché.
  2. Documéntate: todo lo que puedas y más (desde ilustraciones, fotos a libros, todo lo que encuentres). En la ficción hacemos una «suspensión de la incredulidad» pero no todo vale. Además, los documentos nos ayudan a inspirarnos y a crear los personajes, a entender las situaciones en que se ven metidos y los espacios donde se mueven.

2. Las partes de una historia:

Para esta parte, repetimos lo realizado ya hace unos cuantos años, copio y pego lo allí expuesto:

El cuadernillo repartido, además de con el cuento propiamente dicho, contaba con unas fichas de personajes, ilustraciones de los mismos… también, nuevamente, para conectarnos con el mundo del cómic (no hay que separarse nunca del mismo) y para dejar clara la utilidad de una ficha (si se fijan bien, los garabatos del cuadernillo están en blanco y negro, mientras que en el cuento enlazado están a colores, cosas de la vida).

Se repartió, además, una ficha. La misma tiene «visualmente» los espacios separados para la introducción, nudo y desenlace, a la derecha aparecen lo que normalmente se encuentra en cada una de esas secciones de una narración (la ficha explica parcialmente lo que es cada una de las partes, y es lo que se explicó durante el presente capítulo del taller). No se equivoquen, la ficha no tiene por qué ser rellenada, es simplemente una guía.

  • Introducción: la primera parte de una historia. En ella se incluye la presentación del (los) personaje(s) principal(es); su(s) antagonista(s) y el (los) guía(s);
  • Nudo: se desarrolla la historia. Como alguno dijo, «la parte gorda del libro». Se da una huida, un cruce de frontera, información sobre la misión del protagonista, un viaje a por el arma, se llega a un lugar desconocido… puede ser o metafórico o literal (un arma no es necesariamente una espada, pero puede serlo);
  • Desenlace: o cómo rematar un cuento. Aceptación y entendimiento, por parte del protagonista, de la misión; éste resuelve el «acertijo», supera la prueba o como se haya planteado; se da el enfrentamiento final contra el antagonista; y vence y supera la prueba… también podemos incluir, en esta parte, el retorno triunfal.

Para explicar -y ver si se entendió la explicación- todo esto se analizó -mediante la vieja técnica socrática de preguntar y esperar la respuesta atinada, previo minidebate entre los participantes y gritos de «tú estás tonto» y censuras por parte de los monitores por el lenguaje empleado y la falta de argumentos- el cuento de «La herencia de Vesná», también se usaron ejemplos de otras obras, mostrando de paso el alejamiento referencial de los monitores con respecto a los alumnos (¿¡cómo es posible que -varios- no hayan visto El Señor de los Anillos!? no preguntamos ya por qué no lo han leído, ¡pero al menos las pelis!) y viendo cómo los clásicos (como Caperucita Roja) funcionan bien en todo momento y situación.

Cabe decir que esta vez uno de los monitores, más joven que lo que alguna vez fuimos los anteriores, puso sobre la mesa constantemente ejemplos de Harry Potter; aún así, muchas referencias quedaron colgadas. También que no leímos «La herencia de Vesná», porque no nos daba tiempo, lo dejamos pendiente a la buena voluntad de cada quien en sus respectivos domicilios o centros de estudio.

Quedamos en continuar y adaptar nuestros cuentos (del día anterior) a la nueva estructura (que está simplificada y tal).

Un pensamiento en “C05D04 Fichas y cuentos

  1. Pingback: C05D05 ¿Cuántas cabezas tenemos? | Lee los lunes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *